Trozos (febrero de 2007)

16/06/2009 at 18:54 Deja un comentario


Lo peor de que te rompan el corazón no es el hecho en sí. Eso se cura. Lo peor y lo realmente doloroso es la sensación de no saber si, además de rompértelo, te han robado un pedazo. Esa incertidumbre de no saber si lograrás reconstruirte del todo sin que te falte un pedazo importante, como cuando desmontas un aparato electrónico. Da miedo pensar que has sufrido un proceso que te ha cambiado. Que has desperdiciado tus esperanzas y tu … todo, con alguien que no lo merecía. Y que, cuando alguien vuelva a aparecer, no será lo mismo para ti.

Da miedo querer…

pero da más miedo haber querido.

Entry filed under: Archivo, Textos.

Tortugas de invierno (enero de 2007) Los diamantes son para siempre (marzo de 2007)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Archivo

Blog Stats

  • 8.232 hits

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: