Otoño en Tokyo (noviembre de 2008)

17/06/2009 at 17:41 Deja un comentario


El otoño ha llegado a Tokyo. Y no hablo de las hojas rojas de los arces y las hojas amarillas de los gingkos, que son un espectáculo que comentaré otro día. Hablo del frío. Hace frío. De repente, sin darte cuenta, ha llegado el frío. Pero este año es distinto. Este año no necesito que vengas a darme calor, a calentarme por dentro. Este año estoy lejos, y no te echo de menos, no te necesito. Y disfruto pasando frío por fuera y no por dentro.

Y a pesar de lo duro que sea a veces, el día a día tiene ese valor añadido de poder volver y decirte:

“Sí, porque como tardaste en aparecer, me fui un año a Japón. Por si me encontrabas allí. Y estuve todo un otoño pasando frío en Tokyo y no te dignaste a aparecer”.

Suponiendo, claro, que el Amor decida pasar por mi vida el suficiente tiempo como para hacerle reproches.

Entry filed under: Archivo, Japón, Textos.

Madrid (julio de 2008) Propiocepción y cinestesia (febrero de 2009)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Archivo

Blog Stats

  • 8.239 hits

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: