Posts filed under ‘Textos’

Cosas que sólo pasan en Tokyo

Como que, por ejemplo, construyan un robot de 18 metros de altura para conmemorar el 30º aniversario de la serie de animación Gundam.

Era impresionante, ahí todo serio...

Era impresionante, ahí todo serio...

La verdad es que estaba muy bien hecho. Cuando hacías zoom con una buena camara, como la de Héctor, veías que tenía botones que ponían “sólo personal autorizado”, “presionar para liberar”, y cosas así. Muy alucinante.

(más…)

Anuncios

15/07/2009 at 22:21 5 comentarios

Sobre talento y originalidad

“Hago algo que a nadie se le haya ocurrido hacer antes. Así me vuelvo a sentir distinta, aunque sólo sea por un segundo.

Es tu oportunidad de hacer algo que nadie ha hecho antes y que nadie podrá hacer ya por primera vez en toda la historia de la humanidad. Y bueno, por lo menos se te recordará por eso, por ser el tío que hizo eso ¡POR PRIMERA VEZ!”

(más…)

03/07/2009 at 1:48 2 comentarios

Tokyo. 東京.

Tokyo es mucho más que una ciudad. Es mucho más que 23 distritos, incluso más que 23 ciudades. Tokyo, depende de como lo mires, es Tokyo, Chiba, Saitama y Kanagawa. Tokyo son más de 35 millones de personas en menos de 14000 km cuadrados. (más…)

17/06/2009 at 23:35 3 comentarios

Distancias y sitios (Japón, octubre de 2008)

Tokyo es una ciudad extraña. Al llegar, descubres que no entiendes nada. Todo funciona por una serie de reglas no escritas y nada obvias. Así que tienes que sumarte a la mayoría para hacer cualquier cosa.

Ese poder de la mayoría (del みんな-san) mueve cada pequeña cosa que hay que hacer. Tienes que tener en cuenta cómo afectan a los demás tus decisiones antes de cada paso. Simplemente, tienes que funcionar de otra forma por dentro.

Todos los días en el metro vas comprobando que sí, que lo que sospechas es cierto. Eres el único occidental que ves a la redonda. Y eres el único occidental que ellos ven a la redonda. Notas reacciones muy raras. Descubres el “vacío del gaijin” (así llamamos al círculo que se produce a nuestro alrededor, que es el último sitio en llenarse del tren).

(más…)

17/06/2009 at 19:17 2 comentarios

Propiocepción y cinestesia (febrero de 2009)

Una de las cosas buenas de irte muy muy lejos y de defenderte en un entorno completamente distinto al tuyo es lo que te hace cambiar tu percepción de ti mismo y tu cultura. Estar en un entorno “hostil” (lleva comillas, pero Japón es un entorno bastante más hostil de lo que parece a primera vista), te ayuda a redefinir ciertas posiciones y creencias, que luego serán aplicables cuando te traslades a otro entorno (el inicial u otro distinto).

Ahora mismo, mi vida diaria es bastante rutinaria y anormal al mismo tiempo. A no ser que abra el messenger o FB, o llame por teléfono a alguno de los Vulcanus españoles o a los que conocemos en la universidad de Keio, no hablo una palabra de español en todo el día. La mayoría de los días intercambio un par de frases en inglés con alguien en el trabajo, y las conversaciones más densas del día son en japonés (lo que, teniendo en cuenta mi nivel actual, hace que no sean para nada densas).
Todo esto lleva a que me paso muchísimas horas callado. Observando y procesando.

(más…)

17/06/2009 at 17:43 Deja un comentario

Otoño en Tokyo (noviembre de 2008)

El otoño ha llegado a Tokyo. Y no hablo de las hojas rojas de los arces y las hojas amarillas de los gingkos, que son un espectáculo que comentaré otro día. Hablo del frío. Hace frío. De repente, sin darte cuenta, ha llegado el frío. Pero este año es distinto. Este año no necesito que vengas a darme calor, a calentarme por dentro. Este año estoy lejos, y no te echo de menos, no te necesito. Y disfruto pasando frío por fuera y no por dentro.

Y a pesar de lo duro que sea a veces, el día a día tiene ese valor añadido de poder volver y decirte:

“Sí, porque como tardaste en aparecer, me fui un año a Japón. Por si me encontrabas allí. Y estuve todo un otoño pasando frío en Tokyo y no te dignaste a aparecer”.

Suponiendo, claro, que el Amor decida pasar por mi vida el suficiente tiempo como para hacerle reproches.

17/06/2009 at 17:41 Deja un comentario

Madrid (julio de 2008)

Finally, I am on the bus that is taking me out of Madrid. Rufus whispers in my ear he’s going to a city already burnt down, and makes me wonder where am I going to and what am I leaving behind.

I realize the woman sitting next to me has just started crying, what brings immediately to my head that night two years ago, when I cried by myself on a train and finished drinking stolen alcohol from the train cafeteria with two girls I had just met. (más…)

17/06/2009 at 10:48 Deja un comentario

Entradas antiguas


Archivo

Blog Stats

  • 7,607 hits

Feeds